Algunas Metáforas de la Obra

Análisis de las metáforas

      Como he explicado en el capítulo primero, la metáfora es un tropo en el que un término B sustituye otro término A según la relación de semejanza que existe entre ellos. Se diferencia del símil por la ausencia del término de la comparación «como». Las metáforas se distinguen en puras e impuras: una metáfora es pura cuando es mencionado sólo el plano evocado y el plano real desaparece, y la interpretación será más dificultosa, mientras se define impura cuando conserva los términos reales e imaginarios, o sea el plano real y el plano evocado (A y B), y consiste en la atribución de cualidades al término real A que no les son propias[1].

     El análisis individualiza las metáforas en cada acto, así que se puede observar la presencia en cada uno de ellos. He intentado interpretarlas con mis propios comentarios y explicaciones, con la ayuda de las definiciones del diccionario de la Lengua Española, vigésima segunda edición, de la RAE. La Real Academia Española es «una institución española especializada en lexicografía, gramática, ortografía y bases de datos lingüísticos»[2]: fundada en 1713, es productora del diccionario de referencia de la lengua española y, desde hace poco tiempo, los académicos han creado también una página electrónica de donde los hispanohablantes pueden consultar la última edición impresa (2001) con las modificaciones aprobadas por la Academía. De este modo, ha sido posible la consultación rápida del diccionario, que ha permitido buscar definiciones de términos específicos y de expresiones coloquiales en el texto. La página electrónica del diccionario es en continua evolución y se puede contemplar la nueva versión, la vigésima tercera edición, con los artículos que han sido modificados y los nuevos registros añadidos: cada vez que se encuentra algo nuevo aparecerá un aviso que permitirá consultar a la nueva versión.  

 Metáforas en el Acto Primero

 1.     Un gran silencio umbroso

     Esta metáfora significa un silencio impenetrable, lúgubre y tenebroso que da miedo y que no permite hablar. La palabra umbroso deriva de sombra.

2.     CRIADA: Ya tengo el doble de esas campanas metido entre las sienes.

     Es una metáfora que significa que so se puede oír más.

3.     PONCIA: (Sale comiendo chorizo y pan) Llevan ya más de dos horas de gori-gori.

     La metáfora gori-gori es expresión del canto lúgubre de los entierros y es un término coloquial y vulgar.

4.     PONCIA: Entra y llévate también un puñado de garbanzos. ¡Hoy no se dará cuenta!

     Esta metáfora es una expresión coloquial que significa una porción de comida que se puede contener en el puño, o sea poca cantidad de comida.

5.     PONCIA: Tirana de todos los que la rodean. Es capaz de sentarse encima de tu corazón.

     La metáfora evidenciada significado que es una persona capaz de verte sufrir, de oprimir a los sentimientos de los demás y de someter a alguien tiranizándolo. Es el caso de Bernarda, que sofoca los sentimientos de las hijas y no les permite vivir como todas las otras mujeres.

6.     CRIADA: Sangre en las manos tengo de fregarlo todo.

     Esta metáfora es signo de un trabajo desmesurado y significa que restregará con fuerza hasta que no escapará la sangre de las manos.

7.     PONCIA: Los de ella. La gente de él la odia. Vinieron a verlo muerto, y le hicieron la cruz.

     Esta metáfora es también una locución verbal coloquial y significa que alguien, en este caso los parientes de Bernarda, da a entender que se quiere librar o guardar de una persona.

 8.     PONCIA: Pero yo soy buena perra; ladro cuando me lo dice y muerdo los talones de los que piden limosna cuando ella me azuza (…)

     Estas metáforas son expresiones de la sumisión y la subordinación de Poncia a Bernarda: la figura de la criada está comparada a la figura del perro que es un animal muy fiel a su patrón, como lo es Poncia con Bernarda que es la dueña de la casa. Como un perro, Poncia levanta la voz y agrede a las mendigas sólo cuando se lo dice Bernarda.   

Metáforas en el Acto Segundo

1.     PONCIA: Ésa tiene algo. La encuentro sin sosiego, temblona, asustada, como si tuviera una lagartija entre los pechos.

     La metáfora de la lagartija entre los pechos se puede explicar con una molestia física y mental: es una imagen que refleja una situación pesante ligada a los sentimientos de alguien. En el caso de Poncia, ella se refiere a Adela, que según Poncia está preocupada por su deseo inminente de libertad. 

2.     ANGUSTIAS: Afortunadamente pronto voy a salir de este infierno.

     Esta metáfora se refiere, de manera evidente, a la casa de Bernarda Alba que es un castigo eterno para todos los que la habitan. Es un lugar desagradable donde hay discordia y destrucción de las pasiones de las personas que viven sufriendo. 

3.     MAGDALENA: Por un oído me entra y por otro me sale.

     Esta frase hecha tiene un sentido metafórico, pero no es una metáfora propiamente dicha. De hecho, significa que una persona no quiere oír algo y muestra una cierta indiferencia.

4.     PONCIA: Era la una de la madrugada y salía fuego de la tierra.

     La metáfora fuego de la tierra significa que hace un calor tan sofocante que parece que está subiendo el calor del magma del interior de la Tierra.  

5.     ANGUSTIAS: Yo no hubiera podido. Casi se me salía el corazón por la boca. Era la primera vez que estaba sola de noche con un hombre.

     Más que una metáfora, ésta es una frase hecha que tiene un sentido metafórico: significa que siente palpitaciones del corazón muy fuertes y le parece que se va a salir por la boca. Significa también un esfuerzo físico, pero en este caso tiene un sentido más figurado: simboliza el estado impresionado y ansioso de Angustias.    

6.     ANGUSTIAS: La envidia la come.

     En esta frase, el verbo comer asume un significado figurado: según Angustias, la envidia de su hermana Adela es tan desmesurada que le está produciendo comezón física y moral.

7.     ADELA: ¡Ciega debías estar!

     Esta frase, que es de uso coloquial, se refiere a una condición temporal y no permanente de la ceguera: estar ciego es utilizado en sentido metafórico y significa que tendría que privarse de la vista en algunas situaciones. 

8.     ADELA: Métete en tus cosas, ¡Oledora! ¡Pérfida!

     Con esta metáfora, Adela se refiere a Poncia y la utiliza en sentido despreciativo: literalmente, oledora significa algo que exhala olor o lo percibe, pero, en nuestro caso, se refiere al término olor como sospecha de algo que está oculto. Por eso, Adela quiere decir que Poncia es sospechosa.

9.     PONCIA: ¡Sombra tuya he de ser!

     La metáfora sombra tuya es expresión de una persona que sigue a otra por todas partes: es el caso de Poncia que tiene intención de observar atentamente todos los movimientos de Adela, con particular referencia a la relación secreta con Pepe.

 Metáforas en el Acto Tercero 

1.     AMELIA: Siempre trae mala sombra.

     Mala sombra es una metáfora que significa traer mala suerte a alguien: Amelia se refiere a Magdalena que estaba hablando mal de la boda de Angustias.

2.     BERNARDA: Cada uno sabe lo que piensa por dentro. Yo no me meto en los corazones, pero quiero buena fachada y armonía familiar. ¿Lo entiendes?

     Meterse en los corazones es una expresión para decir que una persona no quiere arrogarse la facultad de decidir acerca de los sentimientos de otra persona. En el caso de Bernarda, esta afirmación podría aparecer hipócrita, ya que ella es autoritaria también por lo que concierne a la situación sentimental de sus hijas. Luego, la metáfora buena fachada simboliza el buen aspecto de la familia que deben ver los vecinos: para Bernarda es una cuestión de apariencia y su propósito es disimular la realidad para evitar las habladurías o críticas de las gentes.     

3.     MARTIRIO: A mí las cosas de tejas arriba no me importan nada. Con lo que pasa dentro de las habitaciones tengo bastante.

    Esta expresión metafórica significa todo lo que ocurre en otro lugar, los asuntos de los demás.

4.     PONCIA: No pasa nada por fuera. Eso es verdad. Tus hijas están y viven como metidas en alacenas. Pero ni tú ni nadie puede vigilar por el interior de los pechos.

     Normalmente la alacena es el armario, generalmente empotrado en la pared, con puertas y anaqueles, donde se guardan diversos objetos. Aquí, este vocablo es utilizado con el significado metafórico que alude a la casa de Bernarda Alba, donde las hijas viven encerradas sin la posibilidad de salir para ir a ningún lugar. Estas mujeres están parecidas a objetos inanimados que no tienen sentimientos ni un alma. Por el contrario, con la metáfora por el interior de los pechos Poncia quiere subrayar los afectos que se producen en el ánimo de las hijas, ya que también ellas son seres vivientes, y por eso Bernarda no puede hacer nada para pararlos.

5.     BERNARDA: Mis hijas tienen la respiración tranquila.

     Esta metáfora significa que sus hijas no tienen ni un deseo vehemente que le hace mudar el respiro: según Bernarda, sus cinco hijas no tienen motivos para que en su ánimo se produzca agitación y por eso se quedan sosegadas y pacíficas.

6.     BERNARDA: Porque no pueden. Porque no hay carne donde morder. ¡A la vigilia de mis ojos se debe esto!

     Esta locución verbal coloquial tiene un significado metafórico, e indica que no hay hombres con que poder instaurar relaciones amorosas. Bernarda quiere aludir a la ausencia de hombres y a la imposibilidad de las hijas de enamorarse.

7.     PONCIA: ¡A lo mejor, de pronto, cae un rayo! ¡A lo mejor, de pronto, un golpe de sangre te para el corazón!

     La metáfora golpe de sangre significa que, de repente, acomete una desgracia por mano de su parentesco: en este caso será una de sus cinco hijas que le hará una afrenta de pronto y le causará sensaciones molestas.

8.     CRIADA: Es tan orgullosa que ella misma se pone una venda en los ojos.

     Ésta es una locución coloquial que significa que alguien quiere desconocer la verdad por ofuscación del entendimiento. Aquí es Bernarda que no quiere ver lo que ocurre entre las paredes de su casa y niega la verdad para salvar la honra de su familia.  

 

[1] J. Martín, R. Ruiz, J. Santaella, J. Escánez, Los lenguajes especiales, op. cit., p. 327-332.

[2] Definición tomada de  http://buscon.rae.es/draeI/ Consultado el día 05/11/2011.

 

(E’ severamente vietata la riproduzione e la diffusione di stralci o dell’intero articolo, poiché fanno parte di una tesi di laurea e il copia & incolla implica il reato di plagio.) 

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger cliccano Mi Piace per questo: